Mañana se debatirá en Diputados el proyecto de presupuesto enviado por el Gobierno Nacional. Fue diseñado en el marco del acuerdo que Casa Rosada tiene con el FMI. Para Hugo Yasky“el gobierno no tiene los números seguros como para decir que este Presupuesto se va a aprobar”. En diálogo con Radio Caput aclaró: “Si los tiene, son tan ajustados, que aún aprobándolo sería una señal de absoluta debilidad”.

“Es para expresar el rechazo de los trabajadores un Presupuesto que significa destruir lo que todavía queda en pie de la salud y la educación pública, la ciencia, tecnología, y los recortes brutales a los jubilados, además de los presupuestos falsos sobre lo que es supuestamente el valor del dólar y la inflación”, agregó.

"Se pretende aprobar un presupuesto a libro cerrado y la premura en que se apruebe tiene que ver con que hay un plazo que supuestamente fijó el FMI y esta marcándole el reloj a los tiempos del Gobierno", analizó Yasky.

Finalmente, concluyó: "Vamos a estar en la calle, acompañando la posición de los diputados y diputadas que van tratar de evitar que se apruebe el presupuesto así como está".