El dirigente gremial y candidato a diputado nacional del Frente de Todos, Hugo Yasky, evaluó este lunes que las nuevas designaciones en el Gabinete nacional constituyen "un buen cambio".

"Creo que los cambios en el Gabinete cierran el capitulo que había generado cierta incertidumbre, le aportan equilibrio para que todos los sectores del frente estén representados, le dan volumen político y una dimensión de lo federal que no estaba presente en el Gabinete anterior; creo que es un buen cambio", sostuvo en diálogo con radio Del Plata.

En ese sentido, Yasky afirmó que "en general" no le "sorprendieron los nombres" de los ministros designados en el Gabinete nacional.

En cuanto a los cambios en el Gabinete bonaerense, afirmó que también es optimista respecto a los cambios que van a aportar a la "excelente gestión" del gobernador Axel Kicillof.

"Creo que hay ministros que tuvieron que aceptar que tenían que dejar el lugar no tanto por problemas de gestión sino porque había que buscar equilibrio", opinó y agregó que hay que intentar "ponerle freno a la subjetividad, al amor propio" y anteponer "el compromiso con las políticas públicas".

Por otra parte, Yasky aseguró que el FDT está "en condiciones de revertir o achicar las diferencias" en las próximas elecciones y que "una parte importante" de los votos perdidos "se puede recuperar" mejorando las condiciones de los que hoy están "sufriendo la crisis económica".

"Nosotros perdimos 4 millones de votos, pero la oposición no sumó ninguno; tuvo una elección opaca con respecto a otros resultados", reflexionó Yasky.

En este contexto, consideró que "es necesario dar señales y hacer un trabajo territorial muy fuerte" porque el FDT siempre estuvo "enraizado en las barriadas populares donde no entran los candidatos de las corporaciones".

"Hay que hacer valer esas diferencias, ese valor agregado que tenemos nosotros. La inmovilización social de la pandemia se sintió fuerte", subrayó el diputado y dirigente gremial.