El juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y ex ministro de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni opinó este lunes sobre la Operación Olivos, que enmarca una serie de visitas de jueces que recibió el ex presidente Mauricio Macri durante su gestión: “Se puede decir que cada cual tiene derecho a visitar a quien quiere. Ninguna conducta fuera de contexto es buena o mala en sí. Acá el problema es el contexto”.

En declaraciones a El Destape Radio, el magistrado argumentó que “los jueces pueden visitar a quien quieran, pero el contexto es de persecución política sin precedente en la historia de regímenes constitucionales”.

Además, se refirió al rol del oscuro empresario Héctor Magnetto, dueño de Clarín. ¿Qué fue a hacer varias veces a Olivos en medio de la persecución a rivales políticos? “Yo creo que es una asociación ilícita, no solo por la voluntad sino por los hechos que han cometido”.

Y  se refirió a la participación del empresario: “(Héctor) Magnetto es parte. Habrá que investigarlo. Yo lo llamaría a declarar, le mostraría ciertas coincidencias”, aclaró. “No estoy condenando mediáticamente a nadie -aclaró Zaffaroni- pero sospechoso es. Hay indicios suficientes por lo menos para llamarlo”.

Por último advirtió: “Yo creo que de no hacer nada, la Corte Suprema queda muy comprometida con este proceso”.