La guardería Nuestro Señor de Mailín de la ciudad de Berisso contiene a más de 120 niños de hasta tres años, dándoles de comer y acompañándolos todos los días. En la actualidad, pese a los esfuerzos del personal de la institución y los padres que hace meses tratan de ingeniárselas para afrontar las deudas que tiene la institución, se encuentra al borde del cierre. Desde el municipio, el intendente Jorge Nedela tampoco da respuesta.

Según el sitio RealPolitik hace aproximadamente dos años y medio, la guardería comenzó a recibir menos becas de la Unidad de Desarrollo Infantil (UDI) perteneciente al ministerio de Desarrollo Social bonaerense; de 72 pasaron a contar con 56. Los directivos han mantenido una reunión con la directora de UDI, Analía Corbalán, con quien acordaron que las becas volverían a incrementarse pero hasta el momento no hubo respuestas. Por eso ahora pretenden una reunión con el ministro Santiago López Medrano.

En consecuencia, la comunidad de Mailín dejó de percibir un depósito de dinero por parte del ministerio de Educación de Nación, más precisamente de la dirección de Primera. Con la deuda que viene acarreando de hace meses, los sueldos y los aguinaldos a pagar, Mailín suma una deuda de 90 mil pesos y esto pone a la institución al borde del cierre.

Si bien las rifas, los socios protectores y una feria americana que se realizó este último fin de semana con éxito, ayudan, los montos recaudados en estas actividades no logran cubrir los gastos que por ejemplo hay en los servicios, ya que Mailín sólo está exento de las tasas municipales y del inmobiliario rural.