Ya pasó en las elecciones de 2015 en Argentina, cuando diferentes sectores de la izquierda llamaron a votar en blanco en el balotaje que enfrentó a Daniel Scioli y Mauricio Macri. "Son lo mismo", graficó Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda. 

Ahora, el Partido Obrero sacó un editorial donde propone lo mismo para el caso brasileño, donde se enfrentarán el ultraderechista Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores. "Esa crisis política no podrá ser decidida en las urnas, sino en una lucha de clases sin tregua", propuso Jorge Altamira, líder absoluto del PO hace más de 35 años. 

En Twitter, la legisladora porteña Myriam Bregman, también del Frente de Izquierda, tuiteó: "Soy amigo personal de Macri", dijo Haddad, el candidato presidencial del PT. Sin palabras. (Sin asombros después)." 

Como era de esperar, en las redes sociales compararon los dichos actuales de los dirigentes troskistas y los que emitieron en 2015, cuando Macri accedió a la presidencia.