El mismo día que Alberto Fernández viajó a Brasil y visitó a Lula Da Silva en la cárcel, Matías Lammens se reunió con el ex presidente de Uruguay José "Pepe" Mujica.

Así, Fernández visitó al detenido ex presidente de Brasil, Lula Da Silva. El candidato presidencial del Frente de Todos se hizo presente en la Superintendencia de la Policía Federal brasileña en la ciudad de Curitiba, donde el ex mandatario de Brasil cumple una condena a más de ocho años de cárcel por presuntos casos corrupción.

Acompañado por el ex canciller y ex ministro de Defensa de Brasil Celso Amorim, artífice del encuentro, el candidato presidencial del kirchnerismo visitó a Lula durante una hora, y al salir del centro de detención defendió que el ex presidente sea liberado por una “condena injusta”. Y aseveró: "No dudo de su inocencia".

“Hablamos de todo menos de fútbol”, bromeó Fernández y, tras recordar su condición de profesor de derecho penal, consideró como “una mancha al Estado de derecho” en Brasil la detención del ex presidente.

“Tal vez el gobierno de Brasil no advierta que está creando una mácula muy fuerte en su gobierno teniendo detenido a un hombre como Lula, de cuya inocencia no dudo, y que tiene todo el derecho a estar en libertad también para defenderse”, agregó el candidato, que compartirá fórmula con Cristina Fernández de Kirchner.

Mientras tanto, el precandidato a jefe de Gobierno porteño por el Frente de Todos, Matías Lammens, visitó al ex presidente José "Pepe" Mujica en su mítica chacra en las afueras de Montevideo. "Siempre sentí una profunda admiración por este hombre que vive como piensa y tiene una inclaudicable pasión por mejorar la vida de su gente", celebró Lammens después de la cumbre.

Además, el precandidato aseguró que cruzar el Río de La Plata para dialogar con Mujica fue cumplir uno de sus sueños y valoró el diálogo que tuvieron "sobre la historia y la actualidad de nuestros países y nuestra región".