La mayoría del Superior Tribunal de Justicia (el quinto se había eximido de participar en la votación por conflicto de intereses), redujo la pena de Luiz Inácio Lula da Silva a 8 años y 10 meses de cárcel por cargos de corrupción vinculados al caso Lava Jato. 

De esta manera, los cuatro integrantes del máximo tribunal del país vecinos manifestaron de forma unánime por una reducción de la condena del ex mandatario. Los votos afirmativos hasta el momento son de Felix Fischer, el relator del Lava-Jato, Jorge Mussi, Reynaldo Soares da Fonseca y Ribeiro Danta .

Con esta votación se allana el camino para que Lula da Silva sea liberado en septiembre de este año, o beneficiarse al menos de un régimen semiabierto, con derecho al trabajo diurno, de acuerdo con expertos judiciales.

El ex presidente brasileño se encuentra alojado en el penal de Curitiba cumpliendo una condena que hasta este martes era de 12 años y un mes.