“Los chicos en las escuelas no tienen comida. Es mentira todo lo que dice su gobierno. No estamos muriendo de hambre” son las palabras de una vecina de Quilmes dirigidas a la gobernadora María Eugenia Vidal cuando se retiraba del lanzamiento para que las Fuerzas Federales ingresen al Conurbano Bonaerense.

Ante el reclamo de la señora, la reacción de la gobernadora fue continuar en su camino y subirse al auto oficial que la retiró del lugar. “No te rías. No seas cínica. Nos estamos cagando de hambre Vidal” interviene otro vecino al ver la respuesta de la mandataria.

El hecho ocurrió una vez finalizado un acto encabezado por la gobernadora junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para el desembarco de 1.500 efectivos de Gendarmería, Prefectura y policías Aeroportuaria y Federeal para operar en la provincia de Buenos Aires.

El lugar elegido fue el municipio de Quilmes, gobernado por el intendente de Cambiemos, Martiniano Molina, quien ha recibido numerosas críticas por el abandono de los barrios periféricos del Distrito. Hace unos días, Primereando daba cuenta de un video de un vecino de la localidad de Solano que se encontraba trabajando en la vía pública anta la falta de la presencia del Municipio