Así lo confirmaron fuentes de la gobernación bonaerense. La administración de Vidal no dio asueto y de esta forma el #8M es “un día normal” de trabajo.

Según comentaron desde las huestes de la mandataria provincial, “la Provincia no tiene previsto otorgar asueto administrativo” por lo que se desprende que todo trabajador estatal que no concurra a su puesto y no pueda justificar su falta, tendrá la jornada laboral descontada.

“El año pasado el gobierno bonaerense tampoco concedió un asueto por lo que no está en carpeta brindarlo mañana”, informaron.

Así las cosas, la decisión del Ejecutivo provincial traerá consecuencias, costo que se sabrá con el tiempo si impactó o no en la imagen de la gobernadora.

Fuente: Provincia Noticias