La Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado un proyecto de ley del diputado Nicolás Russo que establece la obligatoriedad de una capacitación en la temática de género para autoridades y personal de clubes e instituciones deportivas de la provincia de Buenos Aires.

Se trata de la denominada “Ley Micaela” aplicada a estas instituciones, cuyas autoridades serán las responsables de garantizar la implementación de las capacitaciones, así como el modo y forma.  Los contenidos curriculares son los establecidos en la ley de "Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales", en la ley provincial y los que decida la autoridad de aplicación.

Hasta ahora, la Ley Micaela presenta la obligatoriedad de participar en capacitaciones de género y diversidad a los miembros de los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) pero no incluye a las asociaciones privadas o civiles.

De esta manera, el diputado de Lanús trasladó a la Cámara baja los reclamos de los movimientos y de las agrupaciones feministas de hinchas de fútbol para llevar e implementar en cada club la capacitación en materia de género para todos los involucrados en la vida deportiva.

“Esta ley es algo necesario, el tema de la violencia de género se hace carne en todos los habitantes de este país porque es dramático y recurrente lo que está pasando. Tal vez se genere una resistencia, pero trabajándolo vamos a lograr que se implemente”, señaló el legislador.