Por Luis Sayavedra

En una entrevista con Primereando Las Noticias, el senador bonaerense y ex intendente de San Antonio de Areco, Francisco “Paco” Durañona, afirmó que “cuando el mundo empiece su recuperación, va a demandar los alimentos y la energía que produce la provincia de Buenos Aires”. Además, resaltó las diferencias entre el gobernador Axel Kicillof y su antecesora: “Cuando era intendente, Vidal nunca me atendió el teléfono”.

Dirigente de peso en la segunda sección electoral y luego de dos mandatos al frente del municipio de San Antonio de Areco, Durañona habló de las iniciativas que presentó en la Legislatura para descomprimir la densidad poblacional en el Conurbano a través de un Procrear Rural que genere arraigo en el interior bonaerense y se avance en un modelo de producción agroecológica. El rol del macrismo con mayoría en el Senado.    

- ¿Qué balance hace de la gestión de Axel Kicillof bajo este contexto de pandemia y qué diferencias hay con respecto al gobierno de Cambiemos?

- Lo que sucedió en el macrismo fue un premio extraordinario al distrito de pertenencia del propio Macri, con una mirada centralista y unitaria como no se ha visto en muchas décadas. Un anti federalismo explícito. Alberto Fernández vino a repararlo, volviendo a equilibrar la situación de la coparticipación entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. En ese contexto, es impresionante lo que ha hecho el gobernador Kicillof. Solamente hablando de hospitales, se han inaugurado un hospital promedio por mes, cuando durante cuatro años no se inauguró uno solo. El objetivo estaba puesto en que el sistema sanitario no colapsara y eso no sucedió en el Conurbano bonaerense y tampoco va a suceder en el interior de la Provincia porque ya se está trabajando en ese aspecto.

- ¿Cómo ve la situación en materia económica? ¿Hay perspectiva de crecimiento luego del impacto de la pandemia?

- El sector privado ha tenido un acompañamiento de la Nación y la Provincia. Por supuesto que no alcanza porque el daño que ha hecho esta pandemia, incluyendo cómo venía el país hasta el 10 de diciembre, fue inmenso. Pero, ¿Qué sería de nosotros si gobernara el macrismo? De de ninguna manera hubiera abierto el grifo para el IFE, la Tarjeta Alimentar, el ATP, ni para todos los recursos extraordinarios que se han puesto arriba de la mesa para sostener esta situación. Vamos a tener una recuperación económica. El arreglo de la deuda que en la Provincia estamos muy cerca de resolverlo con los acreedores privados y a nivel nacional estamos muy encaminados en un acuerdo con el FMI. Cuando empiece la recuperación, que yo no tengo dudas que va a ser a partir de esta temporada, nos va a permitir que la Argentina vuelva a crecer a tasas chinas como en el 2003 en adelante. Porque el mundo va a tener un esquema de crecimiento donde va a demandar energía y alimentos, y la provincia de Buenos Aires produce alimentos y es un territorio petrolero. Entonces, tengo la expectativa de que todas las bases que se asentaron durante este año con muchísimo esfuerzo, va a traer aparejado una etapa de enorme crecimiento y sostenibilidad en la Argentina.

- ¿Qué cambios nota en la relación del gobernador con los intendentes respecto a la gestión de Vidal?

- El actual intendente de San Antonio de Areco, Fracisco Ratto, que pertenece a Cambiemos, fue atendido por el Gobernador Kicillof el doble de veces de las que yo tuve contacto con la ex gobernadora Vidal en sus cuatro años de gestión y recién van diez meses de gobierno. El Ministro Gabriel Katopodis ya vino dos veces a mi distrito y en las dos oportunidades nos reunimos con el intendente para programar obras conjuntas. En los cuatro años que a mí me tocó ser intendente, no me atendían el teléfono, no me respondieron nunca un pedido de audiencia y cuando vinieron a hacer campaña a Areco, nos respondieron en la cara que no iban a atender a dirigentes del kirchnerismo.

“Paco” Durañona impulsa un Procrear Rural para generar arraigo en el interior bonaerense

- ¿En qué consisten los proyectos que presentó en la Legislatura que fomentan el arraigo rural y la producción agroecológica?

- Están orientadas a lo que nosotros pregonamos desde el Movimiento Arraigo y que desarrollamos como modelo de gestión en San Antonio de Areco durante 8 años, que buscan promover arraigo de las comunidades a los territorios donde nacieron y donde eligen vivir.

Ha pasado en la Argentina, y el interior bonaerense no es ajeno, que desde hace un siglo se viene consolidando, de manera escandalosa cuando uno observa los números, un decrecimiento de la población en cada uno de los territorios del Interior. En el mejor de los casos, hay un amesetamiento, pero nunca un crecimiento. El crecimiento se da en el 0,5% de la superficie argentina, que es el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Si uno hiciera una encuesta en el primer, segundo y tercer cordón del Conurbano, o de esas familias que hoy están en Guernica que por ausencia de acceso a la tierra y vivienda recurren a ese tipo de situaciones, nos vamos a dar cuenta que la inmensa mayoría son desarraigados del Interior.

Por eso, planteamos un Procrear Rural a partir de la enorme cantidad de tierra disponible que hay en el Estado Nacional, en el Estado Provincial y la que pueden producir los municipios. Nosotros en 8 años produjimos tierra fiscal a partir de los ordenamientos territoriales que permiten producir tierra urbana y periurbana. Y esto va de la mano con un modelo de producción agroecológica para que estos territorios reservados a la vivienda y producción de agricultores familiares y cooperativas puedan producir localmente alimentos y reduzcan el costo del traslado

- ¿Cuál ha sido la postura del bloque de Juntos por el Cambio respecto a estos proyectos que presentó?

- No han generado ningún tipo de preocupación en el bloque del macrismo. Fue uno de los primeros proyectos que presenté junto a la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT). Desde el punto de vista ideológico no debería hacer ruido porque es poner tierras del Estado a disposición de esquemas crediticios, como el Procrear, pero orientados a la vivienda y producción local de alimentos para cooperativas y pequeños productores que hay cientos de miles en la Argentina. Y, sin embargo, nunca entró en el orden del día de la comisión de Asuntos Agrarios donde están descansando todavía. Es evidente que hay una posición política del macrismo de seguir concentrando en manos de pocos la tierra y muchos de esos pocos son grupos concentrados que operan medios de comunicación o fondos comunes de inversión extranjeros con sociedades off shore, como nos tuvo acostumbrado el presidente Macri durante su mandato.

- ¿Qué reflexión te merece el conflicto que está sucediendo en Entre Ríos, entre Miguel Etchevehere y su hermana Dolores que donó sus tierras para un proyecto de producción de campesinos sin tierra?

- Entre el ex titular de la Sociedad Rural y ex Ministro de Agricultura de Macri, Luis Miguel Etchevehere, con lo poco que ha inclinado la balanza para producir alimentos locales e incentivar a los pequeños y medianos productores, y quien se dedicó a concentrar y monopolizar la tierra y Juan Grabois, por el otro lado, que tiene un compromiso con sectores vulnerables y que está comprometido con la producción local de alimentos, yo voy a estar del lado de Juan Grabois. Pero no en esta disputa violenta a la que nos quieren llevar medios concentrados que son socios de los agronegocios y que no pueden aceptar que haya un modelo de producción local.