Alberto Fernández, uno de los dirigentes destacados del Frente Renovador, evaluó la necesidad de una renovación "real del peronismo".

En ese sentido, destacó la figura de la ex presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, al señalar que no debe "presindir de su figura".

En ese sentido, hizo referencia además al líder del espacio político al que pertenece y determinó que "Massa es el hombre con mayor proyección en la política argentina y Cristina, con todas las diferencias que se sabe que tengo con ella, todavía representa un caudal de votos que no se puede negar".

Sobre la posibilidad del regreso a escena de Florencio Randazzo, el ex jefe de Gabinete kirchnerista aseveró que en torno de las voces de intendentes y dirigentes bonaerenses que fogonean ese escenario "hay un juego de especulaciones, porque todos hablan de Randazzo menos Randazzo, es un caso rarísimo".

"Yo estuve con él hace unos meses hablando y él me expresó su vocación de no volver a la política en lo inmediato", apuntó.

Alberto Fernández rechazó la mirada del intendente de Resistencia, Chaco, Jorge Capitanich, sobre que la flamante conducción del PJ encarnada en José Luis Gioja y Daniel Scioli sea "funcional al macrismo", pero remarcó que "en el PJ ha pasado algo raro, porque se ha convertido en un sello, que tiene a dirigentes que expresan un mínimo de votos o un número importante de votos menos como los que tiene Massa".

"La discusión comenzará a darse si el Partido Justicialista propone tomar una senda distinta a la que tomó hasta ahora. Si lo que queremos es reorganizar el peronismo, esto lo hablé con Gioja y con Scioli, lo que primero hay que hacer es una profunda revisión del peronismo, nosotros no nos fuimos del peronismo, nos sacaron del peronismo porque el peronismo se había convertido en un partido obediente que hacía lo que Cristina mandaba", se explayó.

Fernández recalcó la necesidad de "un profundo debate partiendo de la premisa que no son José López, pero sí digo que muchos senadores, muchos diputados y muchos gobernadores soportaron un montón de arbitrariedades de parte de Cristina".

Con respecto a su mirada sobre el peronismo, Fernández concluyó: "El peronismo tiene que debatir qué es lo que es y qué es lo que quiere ser, a quién quiere representar y a partir de allí un debate sincero, franco, donde podamos decirnos las cosas y ver de qué modo podemos estar todos juntos".