Así lo afirmó una de los dirigentes de los maestros de la provincia de Buenos Aires, al festejar la decisión del juez Luis Arias, que suspendió la resolución del gobierno de Vidal por la que los maestros debían recuperar los días de paro en vacaciones de invierno.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense celebró la decisión del juez Luis Arias, a cargo del Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº 1 de La Plata, que esta mañana hizo lugar a la medida cautelar que suspende la resolución de la gestión de María Eugenia Vidal para que los docentes recuperen los días de paro durante el receso de invierno.

“El objetivo del gobierno bonaerense era claramente disciplinatorio y punitivo contra la docencia”, aseguró la presidente de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, en conferencia de prensa.  “La intención del gobierno era amedrentar una vez más a los docentes que realizaron medidas de fuerza, porque ya sufrieron descuentos salariales por el mismo hecho, razón por la cual, estaríamos ante una doble sanción”, sostuvo.

"Es el fruto de la lucha del sector y de la fortaleza de los trabajadores, que vienen soportando hostigamientos continuos por defender sus legítimos derechos”, destacó Petrocini.

La resolución de Arias es de primera instancia y se presume que será apelada por la gestión de Vidal, de manera que habrá que ver si en segunda instancia se confirma o no la medida cautealar.

“Esperamos que este fallo no ponga en riesgo la tarea del magistrado, como ha sucedido otras veces, con jueces que protegen los derechos de los trabajadores”, advirtió la dirigente gremial.