En la conferencia de prensa que se realizó este viernes en el Salón Dorado de Casa de Gobierno, Axel Kicillof se refirió a los dos proyectos de ley que envió ayer a la Legislatura bonaerense: la moratoria impositiva y el régimen simplificado de Ingresos Brutos para Monotributistas.

Las iniciativas forman parte del Plan de Reactivación Productiva que el gobernador anunció el pasado 1 de marzo en el marco de la apertura de sesiones ordinarias y que buscan mejorar la recaudación por medio de beneficios a aquellos particulares y empresas que tienen deudas con el fisco hasta diciembre del año pasado. “Esperamos una pronta aprobación” afirmó Kicillof sobre el debate de los proyectos que ingresaron por Diputados.

En cuanto a la moratoria impositiva, que será por única vez correspondiente al 2020 debido a la crisis provocada por la pandemia y que ya fue girado a las comisiones de Presupuesto y Legislación General, tendrá dos instancias.

Una destinada a los impuestos patrimoniales de las deudas generadas durante 2020 y contempla a los impuestos Inmobiliarios Urbano, Rural, Automotor y Embarcaciones Deportivas. Acorde a lo informado por el Ejecutivo, serán alcanzados 3 millones particulares y 5 mil empresas.

Las particularidades de la moratoria a los impuestos patrimoniales es que se podrá pagar en 24 cuotas, con quitas segmentadas y escalonadas de acuerdo al tamaño de las empresas –grandes, medianas y micro- y patrimonios con los que cuentan los contribuyentes. En ese sentido, se anunció que será del 90% para Micro Empresas; 35% para grandes empresas y 90% para pequeños propietarios. En tanto, las empresas afectadas por la pandemia tendrán una bonificación del 100 por ciento.

La segunda prevé un régimen para la regularización de deuda de los agentes de recaudación en relación a los impuestos de Ingresos Brutos y de Sellos. Los pagos podrán realizarse hasta 48 cuotas mensuales, iguales y consecutivas. Además, establece una moratoria para el pago de deudas por infracciones laborales y de seguridad e higiene para PyMES y empresas cuya actividad principal fuera declarada como afectada por la pandemia.

En cuanto al plan de pagos para agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos (IIBB) alcanzará a a 3.800 agentes. Como en la moratoria general, las quitas incluirán mayores reducciones para las micro y pequeñas empresas.

Respecto al Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, que fue girado también a las dos comisiones mencionadas, establece que con el pago del monotributo, los considerados Pequeños Contribuyentes (un universo de 1 millón de personas) darán cumplimiento también al pago del IIBB, con un impuesto fijo según la categoría a la que se pertenezca y luego el gobierno provincial coordinará el reparto con la AFIP.

Según explicaron desde el oficialismo, la iniciativa “va a permitir que aquellos monotributistas ante la AFIP puedan hacer un solo trámite, no tendrán que presentar declaraciones todos los meses y se los excluye del régimen de retenciones”.

Acorde a las proyecciones de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), a cargo de Cristian Girard, se calcula que el monotributo unificado sumado a los planes de moratoria aumenten la recaudación en 42.000 millones de pesos. Se trata de un 10% de la recaudación anual que se consiguió durante el año de la pandemia.