Así calificó el presidente de la bancada peronista de la Cámara de Senadores bonaerense, Patricio García, la actitud de la CGT. "Hay un exceso de prudencia por parte de los dirigentes gremiales de la CGT en un momento donde la sociedad está esperando respuestas contundentes", señaló.

En un comunicado, el senador bonaerense remarcó la necesidad de que la dirigencia peronista “esté cerca de los trabajadores en estos momentos porque ante un Gobierno con semejante nivel de insensibilidad los peronistas no pueden estar ajenos a la situación”.

“Es una obligación como peronistas acompañar esta lucha”, subrayó García y analizó que “mas allá de los incidentes producidos (durante la marcha de la CGT que se realizó antes de ayer), hubo una demostración de que el pueblo está con una ansiedad para que se resuelvan sus problemas y por eso su bronca contra el Gobierno nacional”.

Advirtió que “hay un desenganche entre la dirigencia y las bases, que tiene una posición mucho más exigente” y remarcó que “quiero creer que en el curso de la semana van a dar otro tipo de respuesta porque ayer han quedado en una posición compleja respecto de sus representados”.

Evaluó, asimismo, que “el movimiento obrero está pasando por una situación similar a la que también ocurre en el peronismo” y dijo que “el PJ sigue sin tener un liderazgo claro en la provincia de Buenos Aires, por eso debemos darnos nuestro debate, nuestra crítica y nuestro proceso de reorganización”.