Durante el acto en Florencio Varela, donde el Ministro de Seguridad acompañó al gobernador Axel Kicillof en la entrega de camionetas blindadas y motos para reforzar las tareas de patrullaje, Sergio Berni apuntó a un sector de “ex uniformados y exonerados de la fuerza” que impulsan una nueva protesta policial.

“Se trata un grupo minúsculo que quiere empujar a los efectivos a violar las leyes” y que en realidad están peleando por la “caja millonaria” de la sindicalización” afirmó el Ministro de Seguridad bonaerense.

 “No me puedo hacer el distraído, si hay algo que nos caracteriza es cumplir con lo que decimos, sería un hipócrita si hablara de los patrulleros que estamos entregando, mientras hay un intento de desafiar la constitución, las leyes y los reglamentos”, sostuvo Berni al tomar la palabra.

En esa línea, Berni indicó que se refería a “un grupo minúsculo de personas que basándose en el anonimato intentan empujar a aquellos incrédulos a violar nuestras leyes” y que los promotores en muchos casos son “ex policías y exonerados por ladrones”. 

“Intentan bajo la excusa de que están muy preocupados por nuestros hombres y mujeres, generar este tipo de rebeldía. No le dicen que lo que están disputando es una caja millonaria, a través de un mecanismo que la Justicia dijo que no es viable, que es la sindicalización de la policía”, agregó Berni.

En ese contexto, el Ministro afirmó que “esos hombres y mujeres que tanto reclaman no los escuché en los cuatro años anteriores cuando les prometieron aumentos faraónicos que no cumplieron” ni tampoco quejarse por el “desenganche de los salarios policiales con los de los docentes”.

El fuerte discurso del funcionario se dio luego de que decidió sacar de servicio a 400 efectivos que participaron de la rebelión de septiembre del año pasado, cuando se utilizaron móviles policiales, en horarios de servicio, para movilizar a distintos puntos, entre ellos a la puerta de la Quinta de Olivos.