La diputada bonaerense del Frente de Todos, Susana González, quien busca renovar su banca en la Legislatura por la tercera sección, realizó una autocrítica por la derrota electoral del último domingo y trazó una línea de acción de cara a las generales del 14 de noviembre.

“No creo que la campaña se tenga que basar en hacer un rally por la televisión, nos indagan, tratan mal y repreguntan. El Gobernador ganó una elección con el 52% recorriendo todos los pueblos con un Clio, esa es nuestra política. No tanto medio de comunicación, hay que ir al territorio” afirmó la diputada que responde al intendente de Ensenada, Mario Secco, en declaraciones al portal “Diputados Bonaerenses”.  

De cara a las elecciones de noviembre, González afirmó que “hay que generar un shock distributivo” y resaltó que “los intendentes tienen que reforzar su trabajo y ponerse la campaña al hombro, junto a funcionarios provinciales y nacionales para que caminen y ver qué fue lo que rechazó la gente”.

Además, la dirigente oriunda de Ensenada planteó que “veníamos de una economía destruida, pero llegamos para mejorarle la vida a esa gente y nos agarró la pandemia y generamos un sistema sanitario que dio respuestas, además de herramientas como el IFE, el ATP, el Repro, la Tarjeta Alimentar, aumentos en asignaciones y jubilaciones”.

En esa línea, dijo que “evidentemente ese conjunto de medidas no fue suficiente, un Gobierno peronista tiene que ir generando herramientas para toda la sociedad. Hay un sector de la clase media baja y media que no se sintió acompañada”.

Por último, González también resaltó que “la inversión en obra pública fue muy grande” pero “no se vio reflejado en la creación de empleo indirecto”. Por eso, concluyó que “tenemos que profundizar esas políticas y generar otras para los sectores que no llegamos”.