Hasta hace una semana, todo el macrismo había salido a respaldar a la diputada bonaerense Carolina Píparo, quien está envuelta en un escándalo luego de que su marido atropellara a dos personas en La Plata y se diera a la fuga. Otra vez, buscaron ponerla como una "víctima de la inseguridad" a pesar de las pruebas contra ella y su pareja.

Ahora, la situación parece aclararse y complicar a Juan Ignacio Buzali, el marido de Píparo. Fue detenido y está acusado por "doble homicidio en grado de tentativa". Ocurre que Buzali atropelló a dos personas que iban en una moto, las arrastró 300 metros y las dejó abandonadas. 

¿Cuál fue el rol de Píparo? La diputada bonaerense macrista no solo defendió a su marido sino que mintió para protegerlo al decir que se trataba de dos "motochorros" que habían intentado asaltarlos. Está demostrado que es falso. Además, hizo llamados a funcionarios platenses (en La Plata gobierna el macrismo) para que... ¿protegieran a su marido?

Un interrogante aparece con claridad. Si es cierto que Píparo y su marido estaban borrachos, como señalaron dos policías: ¿Por qué no les hicieron test de alcoholemia? 

En la legislatura bonaerense, el oficialismo quiere avanzar en la destitución de Píparo o por lo menos, en su suspensión. Por ahora, el macrismo cerró filas detrás de su dirigenta aunque el silencio último de todo Junto por el Cambio hace pensar que tal vez hay un cambio de posición en el tema.