La explosiva denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, por espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri arrojó una lista de más de cien personas vinculadas a la actividad política.

Uno de ellos fue el senador bonaerense del Frente de Todos, Gustavo Traverso. “No debería sorprenderme por quién estaba al frente del país porque es un modus operandi que tuvo durante toda su vida. No nos olvidemos de que Macri espió a su propia hermana. Pero de ese energúmeno no se puede otra cosa” sostuvo el legislador en diálogo con el diario Ámbito Financiero.

El senador, que presidirá la Comisión de Salud Pública esta tarde, relató que “hubo mucha solidaridad desde su espacio, pero de la oposición nada. Y el que calla otorga. No se puede esperar demasiado de esta gente”.

Sobre las razones de su inclusión en la lista de espiados ilegalmente, Traverso aseguró: “es algo que me estoy preguntando desde ayer al mediodía y que no le encuentro respuesta. Les debe haber molestado algo de mi accionar político, pero no me siento tan importante para estar en un listado. Si me escuchan a mi tienen que haber escuchado a más de 30 mil personas”.