En una sesión extraordinaria, el Concejo Deliberante de Ensenada aprobó la Emergencia Alimentaria, por pedido del intendente Mario Secco, ante la preocupante situación social que atraviesa la ciudad como consecuencia de las políticas económicas implementadas por los gobiernos provincial y nacional.

“El rumbo adoptado por Cambiemos castiga duramente a los sectores más desprotegidos de la sociedad, situación que obligó a la Municipalidad a extender la ayuda alimentaria a 6500 familias ensenadenses, récord histórico para la ciudad”, describió la Concejal Silvina Nardini.

Según datos locales, el municipio pasó de asistir a 200 vecinos en 2015, a más de 6.000 en enero de 2019. Si se tiene en cuenta los datos del último censo nacional, se trata de más del 10% de su población, que en 2010 era de 56.463 habitantes.

El incremento de la asistencia para palear las primeras necesidades también incluye la provisión de casillas para personas en situación de calle, vestimenta, medicamentos, traslado y prótesis.

“La medida apunta a que no falte un plato de comida en ninguna mesa: desde el año 2016, la comuna aumentó la entrega de bolsas con alimentos en un 3000%; sin embargo, cada día son más las familias y vecinos que se acercan a solicitar ayuda”, aseguró Luis Blasetti, presidente del Concejo Deliberante.

En la misma línea, la edil Laura flores manifestó: “Los concejales de Cambiemos que votaron en contra de la Emergencia Alimentaria tomaron una decisión que perjudica directamente a los ensenadenses que están pasando hambre por las medidas de los gobiernos que ellos defienden. De ahora en más, deberían dar la cara ante las familias que van a pedir ayuda al municipio y explicarles que ellos votaron en favor del hambre y la miseria del pueblo”.