Se llama GabrielSánchez Zinny y hoy fue nombrado por la gobernadora bonaerense como director General de Escuelas. Cuenta con varias cuentas offshore y es íntimo amigo del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de Esteban Bullrich. Trabajó en cuestiones de gobierno de EE.UU y en la firma Pearson en América Latina promocionando las pruebas PISA.

La mandataria de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, confirmó este jueves que Sánchez Zinny es el flamante funcionario que estará a cargo de la dirección General de Escuelas bonaerenses. De esta manera llega a un importante cargo educativo un “militante” del gerenciamiento de la Educación Pública.

Sánchez Zinny es un reconocido lobista y su nombramiento no tiene que ver con su actividad docente, sino con su estrecha amistad con varios dirigentes del PRO, entre los que se destacan el ex ministro de Educación y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.

Si bien no tiente título docente, ni actividad alguna frente a alumnos en ningún nivel o modalidad, ni concursos ganados, ni publicaciones ni libros escritos, gracias a esas relaciones y la administración de múltiples compañías en Miami, Sánchez Zinny se supo acomodar en la estructura administrativa del Estado, desde que Cambiemos llegó al poder a fines de 2015.

El nuevo funcionario de la Dirección General de Escuelas, hace un año y medio se desempeñó al frente del Instituto Nacional de Educación Tecnológica y en el Ministerio de Salud de la Provincia, y fue quien puso en marcha el Sistema de Atención Médica (SAME) en la provincia de Buenos Aires.

Cuando vivió en los Estados Unidos, fue vicepresidente de Dutko Worldwide, la conocida firma de Washington dedicada al tráfico de influencias. Desde ese lugar Sanchez Zinny trabajó en cuestiones de gobierno de los Estados Unidos y en el desarrollo de negocios en América Latina para Pearson y su “producto” PISA.

Sanchez Zinny sigue actuando como uno de los principales lobistas latinoamericanos de los PISA. Desde el inicio del gobierno de Cambiemos, como mano derecha de Bullrich, Sánchez Zinny apuntó al gerenciamiento de la Educación Pública, apuntando a la privatización, tercerización y precarización.

El 23 de junio de 2016, Sanchez Zinny firmó el proyecto que incorpora a la Fundación “Enseña por Argentina” y crea la figura del Codocente.

Los codocentes son jóvenes sin formación pedagógica que cobran un tercio del sueldo legal docente y que ya inundaron las aulas porteñas, implementando de hecho una precarización del gremio, desjerarquización de la tarea docente y tercerización de la educación pública a manos privadas.