Partido por excelencia de la centro izquierda local, el espacio político que comandó en sus años dorados Oscar Alende, salió a remarcar que todavía está vivo.

Las autoridades del Partido Intransigente (PI) de la provincia de Buenos Aires confirmaron hoy que esa fuerza cuenta con la cantidad requerida de afiliados para poder participar de las próximas elecciones.

El presidente y la vicepresidenta del PI, Juan Ferreyra y Lucrecia Monteagudo, respectivamente, aclararon a través de un comunicado que el partido “cuenta actualmente con más de 27.000 afiliados sólo en la provincia de Buenos Aires, lo que supera ampliamente el mínimo de 8.000 solicitado para seguir funcionando".

Al respecto, fuentes de la Justicia electoral bonaerense detallaron que, en rigor, el partido en cuestión cuenta al día de ayer con “25.959 afiliados”.

En tanto, el gobernador Daniel Scioli firmó hoy el decreto 114 que formaliza la convocatoria a elecciones primarias, abiertas y simultáneas para el 9 de agosto próximo y las generales para el 25 de octubre, como parte del cronograma electoral de la provincia de Buenos Aires.

Al respecto, el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez, sostuvo que “a través de este decreto la provincia formaliza la simultaneidad con las elecciones nacionales primarias y adherimos a la Ley Nacional Electoral en temas de campañas electorales y de publicidad audiovisual, dando inicio al cronograma electoral provincial para este año”.

¿Será el regreso de la fuerza de Alende o se trata, simplemente, de la puesta en oferta del sello al mejor postor, de cara a unas elecciones que tienen muchas aspiraciones pero pocas estructuras aceitadas para la contienda electoral?