El candidato a diputado de Unidad Ciudadana, Leopoldo Moreau, denunció de esa manera al Gobierno Nacional acerca del confuso escrutinio realizado en la provincia de Buenos Aires.  "La democracia fue utilizada para potenciar un acto publicitario", dijo el dirigente.

El Instituto Patria fue el escenario elegido para la realización de una conferencia de prensa que encabezó Moreau y que contaba con la presencia de los apoderados de Unidad Ciudadana Graciana Peñaflort y Gerónimo Ustarroz.

Los tres apuntaron al gobierno nacional y a Cambiemos por la manipulación de los votos y del escrutinio en la provincia de Buenos Aires, donde quedaron unas 1500 mesas sin contabilizar, en municipios favorables a la principal fuerza opositora.

Al inicio de la conferencia de prensa, Moreau aseguró que ayer “la democracia fue manipulada”  y que no se veía algo así "desde 1983".

“Se le permitió al Presidente montar un show para que diera a entender que ganaban en Provincia", disparó Moreau en la conferencia de prensa, para luego agregar:"Una vez que terminó el show empezaron a fluir los datos reales, por eso la velocidad en que se descontó la diferencia entre Bullrich y Cristina Kirchner".

“Ellos ya sabían que habían perdido la elección” en provincia de Buenos Aires, “porque sabían que estaban perdiendo la elección” indicó el precandidato a legislador, que destacó que desde el búnker de Unidad Ciudadana adelantaron que “iba a aparecer la verdad”.

“La velocidad con la que descontó la ventaja de Bullrich y Cristina, fue inusitada”, dijo el referente radical que es parte del espacio que encabeza CFK, y agregó que fueron “datos retenidos deliberadamente para montar su show”, informando que esta situación ocurrió en dos oportunidades.

“Al final no pudieron sostener la mentira, y decidieron arbitrariamente paralizar la carga, sin avisar a los apoderados de cada partida, y dejaron afuera aproximadamente 1500 mesas”, indicó Moreau.

“No solamente nos afecta a nosotros como fuerza política, sino a los ciudadanos que tienen derecho a saber a donde fue a parar su voto” sostuvo el referente, y dijo que “lo que no quiso reconocer el presidente y la gobernadora no es solamente el triunfo de Unidad Ciudadana, sino que dos de cada tres bonaerenses pusieron un freno al ajuste”.

Peñafort, explicó la tendenciosa composición del escrutinio, en donde se cargaron hasta el 97 o 98 por ciento en municipios favorables a Cambiemos, y hasta el 92 o 93 por ciento en aquellos donde Cristina Kirchner ganaba holgadamente.

Por su parte Ustarroz, también apoderado de listas, sostuvo que los aún no cargados, según sus datos, revertiría el porcentaje a favor de CFK.

Tras las preguntas de los periodistas, Moreau reveló: “Lo que se intentó fue evitar que los medios gráficos como audiovisuales no titularan con que Unidad Ciudadana ganó en la Provincia de Buenos Aires” indicó el radical, en relación al escrutinio provisorio.

“Unidad Ciudadana está enormemente satisfecha” con la elección dada, que “llegó a doblegar la campaña” de Cambiemos, y destacaron la austeridad de la misma.

Peñafort, agregó que para octubre prepararán medidas de control en los lugares en los que fueron manipulados los datos, y adelantó que también podrían presentarse en la Justicia.

Moreau destacó que “perdieron el plesbicito” porque “intentaron instalar una política de ajuste”. Además, agregó que intentó comunicarse con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pero que no obtuvieron ningún tipo de respuesta.

Además, adelantaron que no apoyarán el tratamiento del voto electrónico porque sería “el crimen perfecto” ya que es un sistema “que no deja huella”.