El debate por el posible adelantamiento de las elecciones bonaerenses a junio de este año sigue generando polémica entre oficialistas y opositores. El intendente peronista de Villa Gesell, Gustavo Barrera, cuestionó la idea que circula entre dirigentes cercanos a la gobernadora María Eugenia Vidal.

"Es una idea muy mala idea, que tiene un costo para los bonaerenses”, describió. Se estima que se pagará 3 mil millones de pesos por el desdoblamiento electoral. 

“Las elecciones se ganan con propuestas superadoras y no buscando estrategias que solo benefician a un espacio. Se debe respetar la voluntad de todos los bonaerenses y aquellas propuestas o alternativas que sean las mejores para los cuatro años”, insistió Barrera.

Según reseñó Infocielo, el Jefe Comunal ironizó: “Sabemos que la provincia se ha endeudado como nunca, y esto también es un riesgo. Tal vez el adelantamiento tenga que ver con esto por que la situación es muy delicada”, analizó.

La deuda pública bonaerense, como detalló INFOCIELO el último fin de semana, se disparó 110 mil millones sólo entre marzo y junio, por efecto de la brusca devaluación del peso. Los datos oficiales marcan que cada bonaerense debe más de 27 mil pesos y que el “stock” total triplica la “herencia” que dejó Daniel Scioli. Claro que los datos no computan la devaluación de Septiembre, que podría provocar otro salto, de casi 100 mil millones de pesos más.