La presidenta de bloque de Senadores provinciales del FPV, Magdalena Sierra,​ aseguró a Radio Universidad que con la aprobación de la Ley de Emergencia en Infraestructura la gobernadora María Eugenia Vidal logró un “cheque en blanco” para poder contratar obra pública “sin ningún tipo de controles”.

Sierra consideró que la Ley de Emergencia aprobada el jueves por la legislatura bonaerense por Cambiemos y el Frente Renovador “lamentablemente es otro cheque en blanco que logran sacar”.

“Es una de las leyes de emergencia más preocupantes que obtuvieron porque van a tener por dos años el control de la obra pública, en viviendas, puentes, escuelas. Es decir, de lo más pequeño a lo más grande sin ningún tipo de control”, cuestionó la Senadora.

“Esto ha sido aprobado muy a la ligera y otra vez pidiendo un cheque en blanco. Pareciera que tienen​ amigos en empresas​, y​ que necesitan rápidamente ​ponerlos a trabajar. Es una ley a medida de ellos”, indicó Sierra en relación a las millonarias contrataciones que en la ​Ciudad de Buenos Aires y desde el Gobierno Nacional se les están otorgando al primo y al mejor amigo del presidente Mauricio Macri, los empresarios Ángelo Calcaterra y Nicolás Caputo, respectivamente.

Por otra parte, señaló “las irregularidades se profundizan al ver que lo único que piden es la inscripción a un registro que no es provincial, sino nacional. ¿Si no hay organismos de control después​ a​ quien le van​ ir a rendir cuentas?”, se preguntó.

Finalmente, Sierra remarcó las irregularidades que podrían darse en la contratación de obras y servicios públicos,​ ya que los organismos de control “solo tendrán unos pocos días para hacer los dictámenes y si no logran hacerlo​s se consideran automáticamente aprobados”.​