Mientras desde la gestión Vidal anuncian que descontarán los días de paro y que la oferta del 18% en inamovible, los gremios docentes bonaerenses liman diferencias históricas y se unen para rechazar la "imposición salarial".

A horas de la segunda reunión paritaria, los docentes adelantaron que rechazarán la propuesta si no contempla una mejora respecto del 18% en cuatro cuotas ajustado a la inflación, ofrecido en el primer encuentro

"No creemos que nos ofrezcan lo mismo que el 6 de febrero, eso sería infantilismo político", disparó María Laura Torre, secretaria gremial Suteba. "Ya le dijimos claramente que no al 18%, a las cuotas y a la cláusula gatillo", dijo Torre. Tanto el Suteba como la FEB pretenden perforar esa propuesta que aceptó la mayoría de los gremios estatales enrolados en la ley 10.430.

Los negociadores del gobierno y representantes de los gremios se reunirán mañana en La Plata para retomar la negociación. Allí los gremios aguardan que la administración de María Eugenia Vidal mejore esa oferta. "Esperamos una propuesta superadora, que no esté tan lejos de la vida cotidiana de los docentes como la anterior", indicó la dirigente de Suteba.

En tanto, el titular de Udocba, Miguel Díaz, ratificó el reclamo de los gremios de un 35%. Según el docente, el año pasado perdieron el 10% del poder adquisitivo y a eso le suman un 25% de inflación que, según dijo, "es lo que se anuncia a todas voces que va a ser la inflación de este año".

En las últimas horas circuló la versión de que la Provincia estaría analizando una reformulación de la oferta para los maestros que consistiría en reconocer una pérdida de ingresos del orden del 2% durante el año pasado. En cambio, mantendría la oferta del 18% en cuatro cuotas ajustables por inflación para este año.

En tanto, en el gobierno de Vidal festejaron hoy el fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo que hizo lugar a una medida cautelar del gobierno bonaerense y revocó una resolución anterior que prohibía a la administración de Vidal dejar de pagar las jornadas de huelga.

"No se puede transformar el derecho a huelga en una licencia forzada con goce de sueldo", dijo el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, en declaraciones a radio Mitre.

"Lo que hace la Cámara es confirmar una decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal que es aplicar el principio de que no hay salario sin trabajo. Y esto no supone un menoscabo al derecho a huelga. Solo se cobra cuando se trabaja", agregó.