Una noticia insólita ocurrió en Olavarría, en la provincia de Buenos Aires. Según informaron diversos medios locales, durante un importante operativo desarrollado por la Secretaría Ambiental de la Nación, junto con personal policial, detectó la presencia de animales exóticos en cautiverio en un predio del "Campo Hípico de la Sierras", propiedad del Presidente de la Unión Industrial de Olavarría, Carlos Orifici.

Según reseñó Noticias del Centro, la investigación a cargo de la fiscal Paula Serrano, se inició por una denuncia por una posible infracción a la ley 22421, de conservación de Fauna y Especies Exóticas y permitió rescatar un tigre de bengala y otras especies que se encontraban cautivas en el lugar.

De esta manera, personal de la Sub DDI y la Policía Federal identificaron ñandúes, numerosa cantidad de guacamayos, faisanes, flamencos y otras especies, algunas de tenencia ilegal y todas no aptas para mantenerse en cautiverio.

Esta especie de Zoo privado del dirigente empresario local hizo recordar a los famosos "hipopótamos" del jefe narco colombiano Pablo Escobar Gaviria, que hoy habitan libremente en zonas de la selva colombiana a pesar de que no son originarios de ese lugar.

De la misma manera, el tigre de bengala fue introducido de forma presuntamente ilegal, y ahora la justicia deberá determinar las responsabilidades y el destino final de cada uno de los ejemplares hallados en el campo de Orifici.