"Tenemos que escuchar más, hay que dialogar", es el nuevo latiguillo de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, luego de la derrota fenomenal que sufrió en PBA. El peronista Axel Kicillof le sacó casi 20 puntos. Sin embargo, aquel latiguillo poco tiene que ver con la verdadera Vidal. 

Hoy, Primereando Las Noticias contó que intendentes peronistas le acercaron una carta para que la mandataria tome medidas urgentes contra el hambre, en franco crecimiento desde 2018. Además, le pidieron una reunión para trabajar juntos en el marco de "la emergencia alimentaria". Ni Vidal ni sus funcionarios respondieron a la propuesta. 

"Vidal está recluida. El puente es con ella son los ministros, pero la gobernadora no nos atiende. Habla de escuchar pero no lo hace", describieron los intendentes luego del fallido encuentro.

E insisten: "Antes la veíamos más seguido porque hizo muchas visitas a distritos peronistas y a veces nos juntábamos para la foto. Ahora como no está en campaña, ¿para qué se va a comunicar con nosotros?". 

La carta fue entregada en la sede que la provincia de Buenos Aires tiene en Capital. El motivo: "Encontrar a un funcionario de Vidal en La Plata es un milagro. No iban antes, imaginate ahora que perdieron. Ni pisan Buenos Aires", ironizaron. 

¿En qué consiste la emergencia alimentaria? Entre las medidas que los más de 50 intendentes del peronismo están reclamando, y por el momento la Gobernadora hizo oídos sordos, se destaca un aumento significativo en la entrega de alimentos y medicamentos para familias y jubilados.

En ese sentido, se prevé que el Estado aumente la cantidad de alimentos para las familias que han quedado desempleadas, para los comedores barriales y para los jubilados que no llegan a cubrir sus gastos en comida y medicamentos. También incluye un incremento en los cupos de comedores escolares y que se inicie la apertura de comedores en colegios secundarios y de formación de adultos.

Además de las medidas antes mencionadas, los intendentes también pidieron que se instruya a la Agencia de Recaudación de la Provincia (ARBA) sobre la situación crítica en la que se encuentran los pequeños comerciantes para que arbitre los mecanismos administrativos y legales, para flexibilizar las obligaciones tributarias que recaen sobre ese sector.

Sobre la grave situación en las escuelas públicas, uno de los intendentes que participó de la presentación de la carta, Leonardo Nardini de Malvinas Argentinas, detalló que “muchas escuelas donde a través del SAE tienen cupo para 300 chicos, están asistiendo más de 500. Esta crisis económica y social afecta a las familias y el comedor de la escuela termina siendo el punto donde muchos jóvenes se terminan acercando, incluso las familias se acercan para ver si hay sobras para llevarse a sus casas, y la demanda sigue en aumento”.