Tras el temporal que sufrió ayer la región Capital de la Provincia, los barrios platenses se volvieron intransitables por el estado de las calles que se llenaron de agua en cuestión de minutos.

Como se ve en las imágenes desvastadoras que acompañan esta nota, los vecinos se quedaron hasta altas horas de la madrugada por el ingreso del agua en sus hogares, sin energía eléctrica. Hace unas semanas, la gobernadora María Eugenia Vidal se mostró con el intendente de Cambiemos, Julio Garro, en la inauguración de obras hidráulicas y, con tono de campaña, prometió: “cientos de miles de vecinos podrán irse a dormir más tranquilos, sin temor a inundarse”.

La realidad que se vivió ayer en la ciudad de La Plata, con calles de los barrios periféricos y también del centro totalmente anegadas, dista mucho de las declaraciones de Vidal. Ante la ausencia del Estado municipal, el enojo de los vecinos se hizo sentir en las redes sociales y apuntaron contra Julio Garro, que hace unos días inauguró un hotel 5 Estrellas y hasta el momento no dio precisiones de las acciones del Municipio frente al daño causado por el temporal.

A pesar de las promesas de Vidal, las calles de La Plata volvieron a inundarse