Tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia Provincial contra Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA), la empresa informó que recurrirá en queja, por el fallo, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Es que el máximo tribunal provincial declaró nulo el decreto de 2012 que aumentó hasta en un 180% las tarifas del servicio. El fallo obliga a devolver en futuras facturaciones las sumas abonadas por los usuarios.

La concecionaria del servicio de provisión de agua potable en la Provincia de Buenos Aires, anunció en un comunicado su voluntad de recurrir al máximo tribunal nacional para apelar la decisión de la justicia provincial.

Su decisión está fundamentada en que “A criterio de Absa, la resolución (de la corte provincial) resulta absolutamente contraria a derecho e ilegítimamente causará un irreparable perjuicio a la empresa encargada de asegurar la prestación de un servicio esencial para la comunidad”.

Es que, según los cálculos, la concecionaria del agua debería devolver una suma total de 1.800 millones de pesos.

A esa situación se suma, además, la rápida presentación judicial del ex diputado provincial, Oscar Negrelli, que exige la devolución, en tres cuotas y a través de descuentos en la boleta, del dinero del incremento del 180 por ciento aplicado desde mayo de 2012.

"Vamos a plantear que se haga en no más de tres cuotas consecutivas, ya sea que la facturación sea mensual o bimestral, porque sería la única manera en que tenga un impacto positivo en el bolsillo de los vecinos", indicó Negrelli

En ese sentido, aclaró en declaraciones radiales, que "estoy conforme con el fallo pero no puedo generar una falsa alegría sobre una pronta devolución a los usuarios, ya que ABSA jamás tuvo un criterio de comprensión hacia la ciudadanía".