El gerente general del Banco Ciudad y posible ministro de Economía bonaerense de María Eugenia Vidal, Hernán Lacunza, aseguró que la Provincia "no tiene margen para subir impuestos en el corto plazo", pero aclaró que sería "irresponsable prometer una baja inmediata" de los tributos.

"En el corto plazo no hay margen para subir impuestos, porque no se puede asfixiar más al sector productivo y a los consumidores. Pero tampoco se puede prometer irresponsablemente una baja inmediata de impuestos porque heredamos déficit y sería agravar el problema de entrada", sostuvo el funcionario.

En una entrevista publicada este lunes por el matutino El Cronista, Lacunza explicó que "la perspectiva de mediano plazo es poder ir bajando la presión tributaria a medida que recuperamos crecimiento y podamos ir bajando la restricción presupuestaria".

"Básicamente Ingresos Brutos, que es un impuesto muy distorsivo y con alícuotas muy altas en algunos sectores.

Lo vamos a revisar caso por caso junto con el equipo de (silvina) Batakis", añadió. El economista evaluó que la Provincia "no escapa a la media nacional; hace cuatro años que no crece ni genera empleo. Las cuentas públicas están estresadas".

A su criterio, el gobierno de Daniel Scioli "hizo un ajuste muy importante en 2012 y 2013. Cuando tuvo que pagar los aguinaldos desdoblados, en 2012, hubo una decisión política de desengancharse de la dependencia de la Nación y tomó dos decisiones: un impuestazo, con subas al inmobiliario rural e ingresos brutos, y puso un pie sobre la obra pública, es la provincia que menor parte de su presupuesto destina a gastos de capital. Con esa doble tenaza logró reequilibrar las cuentas públicas en 2013 y 2014".