El ajuste del gobierno de María Eugenia Vidal en la salud pública tiene su correlato en escenas realmente dolorosas. En los hospitales bonaerenses, por la falta de insumos esenciales para operaciones y la atención primaria, personal de la salud ha iniciado un sistema de “trueque” para abastecerse

La respuesta solidaria entre los trabajadores de los hospitales fue relatada por el Secretario Gremial de CICOP, Pablo Maciel. “Estamos haciendo trueque entre los hospitales… a vos te faltan sueros o gasas, yo te mando a cambio de tal antibiótico que me falta a mi” contó.

Y profundizó: “Nosotros ya veníamos en emergencia, con el presupuesto más bajo en la historia de la provincia de Buenos Aires, que fue del 5.5%. Lógicamente la devaluación del dólar en un sistema que tiene todos los insumos dolarizados, generó un impacto en el que tuvimos que suspender cirugías programadas, a personas que vienen esperando hace un año”

Por otra parte, el sindicato que nuclea a los profesionales de la salud reclamó la Emergencia Alimentaria. “El sector más vulnerable que llega a los hospitales públicos, además de enfermos, llegan sin comer adecuadamente” denunció Maciel.