Durante todo el día, el diario Clarín mantuvo un título mentiroso sobre los presos en la Argentina. La nota en cuestión mencionaba como es el hipotético plan para excarcelar a 6.000 presos en la Provincia”, tiene como única intención desprestigiar al gobernador Axel Kicillof.

La idea hoy es crear pánico entre los bonaerenses sobre un gobernador que libera masivamente 6000 presos.

Paralelamente, una legisladora provincial de Juntos para el Cambio, Felicitas Beccar Varela, denunció en un audio de WhatsApp, que el gobierno provincial tiene un plan para liberar a los presos para formar “patrullas que amenacen a jueces” y expropien el capital. “Los presos liberados son futuras patrullas que amenazan jueces y que los largan para tomar tu capital”, dijo. “Te van amenazando, no es joda”, alertó y trazó un paralelismo con Cuba que “tenía militarizados a todos los jóvenes”.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, en  tres tuit desbarató la burda maniobra de Clarín y Juntos para el Cambio.  En el primer tuit afirmó que “niego categóricamente que en la Provincia de Buenos Aires exista un plan para liberar detenidos. La Constitución y las leyes solo facultan al Poder Judicial a detener, liberar o conceder prisiones domiciliarias”.

A continuación aclaró: “Los pedidos de prisiones domiciliarias son solicitados mayoritariamente por los defensores públicos que dependen de la Procuración General del Poder Judicial. Asimismo de este órgano dependen los fiscales que están habilitados para consentir o apelar las resoluciones judiciales”. Y finalizó: “Los pedidos de prisiones domiciliarias son solicitados mayoritariamente por los defensores públicos que dependen de la Procuración General del Poder”.

Por lo cual, el único responsable es el Procurador de la Provincia, Julio Conte Grand, el hombre del Opus Dei y  elegido por Vidal durante su gobierno.

Conte Grand se mantiene atornillado en su silla por el apoyo de Juntos por el Cambio que mantiene mayoría en el Senado provincial. A seis meses del nuevo gobierno no presentó su renuncia, aunque hay varios pedidos de juicio político por haber manipulado la justicia durante el vidalismo.

Julio Alak on Twitter

 

Julio Alak on Twitter

Fuente: El Destape, Info135