El encuentro entre Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horario Rodríguez Larreta, será fundamental para definir la siguiente etapa de la cuarentena que comienza este lunes 3 de agosto.

La cumbre está convocada para las 16 horas en la Quinta de Olivos. Sin embargo, como sucedió en encuentros anteriores, es probable que se retrase y se extienda hasta la noche para cerrar la letra chica de la nueva fase que se anunciará mañana.

En la jornada de ayer, el gobernador de la provincia de Buenos Aires recibió en La Plata al intendente porteño para analizar los datos epidemiológicos de las últimas semanas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En un encuentro que duró más de horas, los mandatarios resaltaron la necesidad de mantener la coordinación en el AMBA y pusieron sobre la mesa las distintas alternativas que manejan para la continuidad de la cuarentena.

 

Por el lado de la provincia de Buenos Aires, la idea es “no retroceder de la actual fase” atentos al alto número de contagios que se registraron durante los últimos días en el Conurbano. Mientras que la Ciudad plantea un esquema a futuro de una mayor apertura escalonada de aquellos sectores que aún no han podido reabrir, como las industrias no esenciales, comercios en grandes avenidas y gastronomía al aire.

Más allá de las posturas de cada administración, el árbitro de la contienda será el propio Jefe de Estado, Alberto Fernández, que tendrá una agenda cargada en Olivos con una serie de reuniones previas al encuentro previo con Axel Kicillof y Horario Larreta, que incluye una mesa con los expertos en salud que lo asesoran y un contacto virtual con los gobernadores de provincias que atraviesan un aumento de casos positivos, como Jujuy y Chaco.