El titular de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), Alberto Kahale, aseguró que los constantes aumentos en los combustibles atentan contra la vida de las Pequeñas y medianas empresas (Pymes).

“Cada vez que el Gobierno decide elevar el precio de los combustibles, automáticamente se genera un efecto dominó sobre la mayor parte de los precios de la economía y de la cadena productiva, ya que se elevan los costos de logística y esto se traslada al producto final”, indicó Kahale.

“Ese círculo vicioso alimenta el rezago de los salarios, que pierden poder de compra. En consecuencia, al caer el consumo bajan las ventas de los comercios. Desde FEBA solicitamos que se tomen medidas para que los sectores productivos puedan volver a tener precios competitivos y así recuperar liquidez”, completó el titular de esa Federación.