El 23 de octubre, habrá elecciones en el Comité Radical de la provincia, para elegir el nuevo presidente. El actual titular, Raúl Alfonsin, buscará que la unidad por la que siempre bregó no sea interrumpida por la intromisión amarilla. Es que se sabe, el Pro, se alimenta de todos los espacios políticos, un radical por allá, un ex massista por acá, y algún que otro pejotista.

Sin embargo, el boina blanca ya soltó una dura advertencia a sus "aliados" de la fórmula de gobierno "Cambiemos": “Que voten los radicales nada más, que no se metan”, arremetió Alfonsin con dureza.

En la misma línea, resaltó su papel en la unidad del radicalismo: "He hecho un esfuerzo muy grande para intentar evitar que haya internas y espero que podamos tener éxito en este esfuerzo que todos están haciendo”.

El escenario que se adviene, parece estar signado por la disputa de tres espacios, que podrían definirse por su relación con el PRO. Por un lado, el que encabeza Ricardo Alfonsin que es más crítico con las políticas del gobierno macrista aunque se mantiene dentro de la alianza y que llevaría de candidato a Carlos Fernández.

Por otro lado, el propio vicegobernador de la provincia, Daniel Salvador, que sería el preferido en la contienda por ocupar un cargo de funcionario público y tener una línea más acuerdista con el gobierno de Vidal, aunque es criticado por no tener el suficiente peso para incidir en el gobierno en representación de sus correligionarios.

Y en los últimos días, la novedad. De la mano de Gustavo Posse, "Radicales Cambiemos", un espacio que fuertemente comprometido con la administración de la gobernadora, busca imprimirle mayor ritmo a la gestión de gobierno, con cuadros políticos más jóvenes, que representen "lo nuevo" y aseguran que "es lo que necesita la gobernadora de nosotros".

Sin embargo, Alfonsín, respecto de la unidad sostuvo que “si no se logra ese esfuerzo, una cosa mínima que podemos pedir es que voten los radicales nada más", y añadió "que no voten, que no se metan", y apuntó directo al PRO.

Al ser consultado por el gobierno nacional en relación al tarifazo, el diputado bonaerense, remarcó: "Dijimos que no se podía aumentar tanto todos los servicios a la vez, que iba a generar problemas sociales, sobre todo teniendo en cuenta que no había habido audiencias públicas".

“La idea era tratar de contribuir a la resolución de este problema, lamentablemente no existe un espacio (de discusión) en Cambiemos donde se pueda canalizar antes de que se tome la decisión. También he reclamado la constitución de ese espacio, para evitar que las decisiones la tome sólo un partido, porque somos un frente que reúne fuerzas que piensan diferentes. Dijimos que eso era una fortaleza, un valor, un activo de Cambiemos, bueno, parece que para algunos ya no es más un activo", castigó con dureza.

"Si el precio no se puede pagar, por más que usted lo quiera cobrar, no lo va a poder cobrar. Lo que pasa es que algunos confunden la lógica de la empresa privada con la lógica de lo público, son dos lógicas distintas. La lógica privada no sirve para lo público y la lógica de lo público no sirve para lo privado. Si usted en la empresa quiere aplicar la lógica de lo público, se funde. Si en lo público quiere aplicar la lógica de lo privado, genera problemas sociales de muy difícil resolución", sostuvo el referente del radicalismo.

En la misma línea, Alfonsin cuestionó directamente a Mauricio Macri y a sus funcionarios al sostener, "es infinitamente más difícil manejar un Estado Nacional que una empresa y algunos creen que, habiendo manejado una empresa, tienen la experiencia suficiente como para manejar el Estado y como parten de esta idea, creen que los políticos son tontos. Tal vez estén aprendiendo algunos que las cosas no son tan sencillas", concluyó de manera contundente.