Luego de la avanzada discursiva contra los inmigrantes, el diputado de Cambiemos, Eduardo Amadeo, impulsó un pedido de informe a todas las universidades para saber qué cantidad de estudiantes extranjeros se forman en ellas. Xenofobia al palo.

Un polémico pedido expedido por los diputados de Cambiemos Eduardo Amadeo y Gisela Scaglia llegó a todas las universidades del país, para que realicen un informe detallado sobre los extranjeros que estudian en sus aulas.

La decisión no es casual. Se tomó en medio de la avanzada mediática que encabezó el propio Jorge Lanata contra los extranjeros que llegan a la Argentina para formarse.

Nicolás Trotta, rector de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), que recibió el pedido de informes, expresó su preocupación a Página 12: “Pone el foco con carácter discriminador. Detrás de esto está la idea de cobrarle a los extranjeros. Es una discusión equivocada que se suma a la ola de xenofobia que se esgrime en varios países. Y además buscan abrir la puerta para decir que los que tienen dinero deberían pagar, y arancelar la universidad”, resaltó

Trotta llamó a no contestarla porque “más allá de la autonomía universitaria, los rectores se tienen que apoyar en que esta medida pone el foco en una política xenófoba”.

El rector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), Ernesto Villanueva, a quien ya le llegó el pedido de informe, aclaró que “no me asustan este tipo de preguntas siempre y cuando no haya un sesgo contra el extranjero”. “Es muy bueno para nuestro país tener estudiantes de otras nacionalidades, habla de un prestigio e influencia en el resto de los países”. “Ahora -advirtió–, si la consulta quiere ser utilizada con fines pequeños, mezquinos, es una pérdida, no una ganancia. Si es para decir nos cuesta mucho dinero, es una mirada de cortísimo plazo”, remarcó.

.Por su parte el rector de la Universidad Nacional de Quilmes, Alejandro Villar, explicó que los rectores están "evaluando si corresponde que se brinde o no porque tiene que ver con el resguardo de la información que tiene que tener la universidad", y aclaró: "A nosotros nos interesa que vengan estudiantes de otros países a estudiar a nuestros claustros".