Se trata del titular de Aguas Bonaerenses SA (ABSA) Raffaele Sardella, quien por su puesto es una persona muy cercana a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. 

El relevamiento publicado por la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, nació tras la denuncia de varios vecinos de La Plata, que manifestaron ser blancos de llamados intimidatorios en nombre de ABSA. Los amenazaban con perder su casa si no pagan lo que deben por el servicio público de agua potable.

“Hemos recibido innumerables casos de adultos mayores preocupados por intimaciones realizadas desde un centro operativo tercerizado de ABSA, reclamando una deuda importante”, aseguró Guido Lorenzino, titular de la Defensoría, al portal Infocielo.  

Las amenazas fueron ”tercerizadas” , ya que ABSA contrató a una empresa que realiza cobranzas extrajudicilaes. Según los vecinos amenazados, dicha firma realiza una campaña agresiva para cobrar y así quedarse con una importante suma de dinero.

Desde 2016 el tarifazo en el servicio de agua se mantiene. En febrero de ese año, se estableció un incremento en el servicio de agua potable del orden del 140%. Luego, se sucedieron otros incrementos en los años subsiguientes. En promedio, los bonaerenses pagan ese servicio básico un 300% más que hace 4 años (la inflación total durante el macrismo será del 250%).

“Lo preocupante es el argumento de perder la propiedad, que para una persona mayor o para cualquier persona es algo gravísimo, sabiendo además que esto no es así, porque hay muchas instancias previas que pueden resolver la situación”, desarrolló Lorenzino. 

Desde la Defensoría adelantaron que ya hubo reuniones con las autoridades de ABSA para atender las quejas, e instaron a los vecinos afectados por esta particular intimación, que la denuncien a la línea gratuita del organismo, el 0800-222-1252.