Anibal Fernandez busca profundizar las falencias del armado del Frente Renovador y ya vislumbra un potencial regreso de Darío Giustozzi al Frente para la Victoria.

El jefe de Gabinete y precandidato a gobernador bonaerense sostuvo esta mañana: "Giustozzi es un amigo mío hace 30 años con quien nunca he dejado de hablar y físicamente me he encontrado con él la última vez en el velatorio del doctor Cafiero en el Congreso de la Nación. Tengo una excelente relación personal, afectiva, con él y conozco el proceso por el que está pasando y no he hablado con él", afirmó Fernández sobre la salida del dirigente del massismo.

A pesar de esto, el jefe de Gabinete dijo que seguramente en algún momento hablará con el diputado."Seguramente en algún momento hablaré, como nunca he dejado de hablar. Sabía lo que iba a pasar y lo advertí la semana pasada de que entendía el destrato al que son sometidos los intendentes".

"Los intendentes han sido convocados con una determinada misión y después la han dado por tierra. Seguramente va a tener un contacto con nosotros porque lo tiene desde siempre. Massa no sabe nada, es un hombre sin formación cultural ni política, no puedo esperar nada de eso", completó.

Fernandez buscará llevar agua para su molino en medio de su camapaña provincial que trata de hacer eje, justamente, en la relación con los intendentes y más especificamente con los intendentes del conurbano bonaerense.