En una nueva conferencia sobre la situación epidemiológica bonaerense, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan, mostraron preocupación sobre el aumento de contagios de las últimas semanas y anunciaron la habilitación de boliches para terminar con las fiestas clandestinas.

El jefe de Ministros manifestó que hace días trabajan en conjunto con los 135 municipios sobre las fiestas clandestinas, y para dar una solución al desborde anunció que habrá protocolos para los boliches, donde se permitirá un aforo del 30% con hasta 200 personas, donde habrá controles de la Provincia y las comunas.

Además, destacó que “serán al aire libre, siempre con perímetros cerrados, utilizando tapaboca y asegurando el distanciamiento”.

"Nuestro Ministerio de Seguridad ha detectado muchas fiestas clandestinas que se han clausurado y prohibido. Otras no, porque justamente son ilegales y clandestinas y uno no puede estar todo el tiempo encontrando ese tipo de actividades", dijo Bianco.

El funcionario también precisó que la medida alcanzará a los salones y casas de fiestas que venían reclamando que se les permita reabrir. Bianco explicó que el objetivo de los protocolos que se presentarán esta semana es "descomprimir y dar una salida al entretenimiento nocturno".

En ese sentido, Bianco detalló que dentro de la medida están contemplados los “espacios de entretenimiento nocturno al aire libre” que no sólo ampara a los boliches sino también a “espacios habilitados a tales efectos por las municipalidades”.

“Seguimos teniendo los elementos para dar un paso atrás si vemos cierto peligro, usarlos significa poner restricciones, no queremos llegar a eso por eso llamamos a la responsabilidad de los bonaerenses”, expresó Bianco.

En ese orden, Bianco manifestó que en algunos municipios se volvieron a aplicar restricciones en consenso con los intendentes por ciertos brotes. Por eso, en Bolívar, Colón y Rauch pasaron a la fase 3. A la vez, en fase 4 quedaron enmarcados 101 municipios, mientras hay 31 comunas en la fase 5.

“Como lo hablamos con los intendentes, no es un castigo a la población, tienen que entender que los estamos cuidando y en el marco de esa política estamos restringiendo algunas actividades”, aclaró Bianco.