El escándalo de los aportantes falsos a la campaña de Cambiemos de 2017 sumó un nuevo caso de robo de identidad al conocerse que el subsecretario de Programación Macroeconómica Maximiliano Ramírez figuraba sin saberlo en el registro oficial de aportantes al macrismo con una donación que jamás realizó.

La noticia sorprendió este martes al propio involucrado, quien nunca aportó para financiar los gastos electorales del PRO, informaron fuentes cercanas al funcionario.

Ramírez asumió en su cargo del Ministerio de Economía hace una semana, en el marco del recambio que se concretó en el Palacio de Hacienda con el nombramiento de Fernando Morra como secretario de Política Económica. Hasta su flamante designación, Ramírez trabajó en el Banco Provincia (Bapro), donde ingresó en el año 2010.

La revelación apareció el martes por la tarde en las redes sociales y fue así que el subsecretario de Programación Económica pudo observar que su nombre y apellido completos, Maximiliano Sebastián Ramírez, al igual que la numeración de su DNI, figura en el registro oficial de aportantes de la campaña electoral de 2017 con un aporte en efectivo de 500 pesos realizado el 21 de septiembre de 2017.

Ramírez sospecha que fue víctima de la práctica de robo masivo de identidades con el objeto de justificar el ingreso de fondos para el financiamiento electoral, precisaron desde su entorno. Esas irregularidades, difundidas primero por el periodista Juan Amorin, fueron objeto de denuncias judiciales.

Tramitan en dos causas en paralelo: por un lado, en la Justicia Electoral de la provincia de Buenos Aires, por otro en el juzgado federal de Ariel Lijo.

Fuente: Política Argentina