Se trata del ex candidato a intendente de Pehuajó, Jorge Más. Figura como aportante a la campaña macrista de 2015 por un monto de 50 mil pesos. Sin embargo, Más afirma que no puso plata. La denuncia está parada en la Justicia. 

“En 2016, a raíz de un trabajo que estaba haciendo un joven que buscaba sus datos personales, descubrió que aparece como un aportante de Cambiemos junto a un grupo de personas de Pehuajó, incluyéndome”, explicó Más en una entrevista periodística. 

“Lo llamativo es que de las 19 personas que figurábamos, la totalidad éramos candidatos. Figuraban los candidatos a intendente, a concejales, del primero al octavo, más los suplentes, más los consejeros escolares y los suplentes. Yo no puse un peso y al consultar a las otras personas me dicen que es imposible”, agregó el ex candidato macrista. 

El escándalo golpea a María Eugenia Vidal, gobernadora bonaerense, quien además de ser la responsable política de Cambiemos en Buenos Aires es la titular del partido PRO. El 99% de los aportantes truchos están afiliados a esa fuerza. ¿La mandataria podría no saber de la trama? 

La Justicia ahora debe investigar qué pasó con esas personas que aparecen aportando a Cambiemos pero juran que no pusieron un peso. En muchos casos, se trata de personas pobres. Y surge otra pregunta: ¿Si ellos no aportaron, de dónde provino la plata?