"La  decisión del presidente Alberto Fernández es que todas las familias argentinas puedan comer bien", destacó el funcionario en la reunión en la que respondió dudas de los funcionarios municipales sobre cómo poner en marcha los operativos de entrega de la tarjeta en los partidos bonaerenses.

Arroyo sostuvo que "esta iniciativa también promueve la economía popular y la agricultura familiar, impulsando el desarrollo local y regional".

El ministro estuvo acompañado por la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, y la secretaria de Inclusión Social del ministerio de Desarrollo Social, Laura Alonso.

La cartera a cargo de Arroyo informó en un comunicado que en la provincia de Buenos Aires se distribuirá un total de 557.000 tarjetas, lo que implica una asistencia que alcanzará a un millón de niños "y una inyección de 2.830 millones de pesos mensuales en el mercado local".

El cronograma de entregas comenzó esta semana en siete partidos del conurbano bonaerense, y se prevé que a fines de marzo se extienda a toda la provincia.

 

Daniel Arroyo on Twitter