Empleados nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la provincia de Buenos Aires comenzaron hoy una "jornada provincial de protesta" en rechazo a la suspensión por 180 días de la ley de paritarias municipales.

Los trabajadores tienen previsto dirigirse, en horas del mediodía, hacia la Legislatura provincial para manifestar sus reclamos y objetar la decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de suspender, por decreto, el inicio de las paritarias.

"Lo que se quiere hacer es poner en la congeladora la paritaria municipal. No es casualidad que el decreto de la gobernadora salga el día 5, cuando el 6 se ponía en marcha la paritaria", dijo el titular de ATE provincia, Oscar De Isasi.

Vidal suspendió la aplicación de la Ley 14.656, votada el año pasado por la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, que marcaba el reinicio de las negociaciones paritarias en los municipios, norma que se ponía en vigencia a partir del 6 de enero.

(Télam)