Desde el gremio que nuclea a los estatales bonaerenses, indicaron que se realizarán diferentes protestas con un plan de lucha. Informaron que la primera acción, de carácter provincial, se realizará en los últimos días de febrero, mientras que la otra será a principio de marzo y se realizará en todo el país.

El anuncio de las medidas de fuerza que se realizaran en febrero y marzo fueron divulgadas hoy por el Secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la provincia de Buenos Aires y de la Central de los Trabajadores Argentinos provincial, Oscar “Colo” De Isasi, quien adelantó: “Nos encaminamos a la construcción de un paro nacional de actividades de todos los estatales para la primer semana de marzo”.

“Nuestra idea como Central es intentar articular acciones en el marco de la unidad de los trabajadores del Estado en su más amplia composición y por supuesto para perforar este tope de 18% en cuatro cuotas que instaló la Gobernadora Vidal en la provincia, y que pretenden instalar como techo en la discusión salarial en todo el país”, agregó.

En ese sentido, dijo: “Es fundamental construir unidad en nuestras organizaciones y también tener iniciativas que apunten a construir unidad en la acción de todos los estatales que luchan, más allá de que estén en nuestra Central o pertenezcan a otra, o no estén organizados en ninguna central sindical. Para perforar esa propuesta salarial que el gobierno intenta imponer y para terminar con la intención de condenarnos a salarios de hambre es necesario masificar y unificar la lucha”.

Luego de aclarar que la “desidia del gobierno llega a extremos de no invertir en infraestructura”, además de “continuar con la precarización de más de 19 mil trabajadores y la falta de nombramiento de personal en áreas críticas como lo es la salud”. “Nos encaminamos a la construcción de un paro nacional de actividades de todos los estatales que estén dispuestos a plantar el taco para la primer semana de marzo”, expresó.

Por su parte el titular de la CICOP, Fernando Corsiglia indicó: “Estamos en la tercer medida de fuerza de este año, ya que el gobierno ha querido imponernos el cierre de nuestra paritaria con lo que ha acordado con el resto de los estatales, particularmente con los gremios cercanos de la CGT. Por esto la paritaria requiere una nueva convocatoria y una nueva oferta”.