El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, puso hoy en marcha un programa para garantizar la continuidad pedagógica de 279 mil alumnos en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatoria por la pandemia de coronavirus.

"No funciona llevar a chicos a las escuelas o a las plazas en zonas de altas circulación del virus. No hay que exponer a los chicos a riesgo, ni a contagios, hay que ir a buscar a los que perdieron la continuidad pedagógica y llevarles la escuela a sus casas", expresó Kicillof al diferenciarse de las políticas planeadas en materia educativa por el Gobierno porteño.

Junto a la Ministra de Educación, Agustina Vila, el mandatario bonaerense formuló esas declaraciones al presentar el programa de acompañamiento a las trayectorias y revinculación de estudiantes (ATR) durante un acto que se realizó en la sede de la Gobernación, en La Plata.

Elaborado junto a autoridades sanitarias provinciales especialistas sanitarios y pedagógicos, y representantes sindicales de docentes y auxiliares, el ATR contempla una serie criterios sanitarios, de limpieza e higiene, tratamiento ante la aparición escolar pedagógica, uso de transporte público.  

El programa incorpora a unos 11 mil docentes suplentes, para lo cual se destinarán unos 300 millones de pesos mensuales, pero también a 35 mil docentes en formación (estudiantes avanzados de institutos) a quienes se les pagará una beca de 8.000 pesos, mediante una inversión de 340 millones de pesos mensuales.

En ese sentido, cada docente en formación o suplente tendrá 6 estudiantes, con dos visitas semanas a cada estudiante a cargo con la planificación y seguimiento de las tareas a cargo del docente de cada curso. Se recalcó que se aplicarán los protocolos sanitarios de estricto cumplimiento para todos los participantes.