Tras ser aprobado por unanimidad en la comisión de la Legislación General, el proyecto de ley “Alcohol Cero” al volante quedó a un paso de obtener media sanción del Senado bonaerense, que discutirá la iniciativa en la sesión del próximo jueves.

La normativa, impulsada por el senador de Unidad Ciudadana, Federico Susbielles, establece que los conductores principiantes y los menores de 21 años no podrán tener alcohol en sangre al conducir un vehículo, tal como sucede con los choferes de transporte público.

En ese sentido, las sanciones para quienes infrinjan la ley irán desde la inhabilitación para conducir vehículos o determinada categoría y la retención de la licencia habilitante. También, se contemplan días de arresto.

“Hablamos de salvar vidas, por eso estamos convencidos de que es una norma importante, que además fue producto de un largo proceso de trabajo: con los familiares de las víctimas, con la comunidad científica, con los sectores de la industria y con los espacios políticos” sostuvo Susbielles, el autor del proyecto.

Además, la iniciativa aumenta las penas a los conductores que superen el nivel de alcoholemia permitidos. Quienes incumplan esta prohibición, podrán sufrir la pena de inhabilitación hasta dos años y el monto de la multa se incrementará, como también se sumará la obligación de concurrir a cursos especiales de educación vial, y su incumplimiento triplicará el valor de la multa.