Lejos quedaron las frases de la macrista María Eugenia Vidal, cuando aseguró que ella no creía en construir en universidades porque "los pobres no van a la universidad". Con otro gobierno, emerge otra política educativa, mucho más ambiciosa.

Ahora, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) dio el visto bueno para la creación de seis nuevas universidades públicas nacionales en territorio bonaerense y en el distrito porteño. Este organismo, que entre sus funciones tiene "la coordinación, consulta y propuestas de políticas y estrategias de desarrollo universitario" destacó lo importante de crear nuevas casas de altos estudios en todo el país.

De esta manera habilitó la conformación de la Universidad Nacional del Delta, con sedes en los municipios de Tigre, San Fernando y Escobar, con una propuesta académica a las necesidades de la región, entre las que se encuentran la carrera de industria naval, medioambiente y seguridad, turismo y otras tecnológicas.

Al mismo tiempo se crearán las Universidades Nacionales de Pilar, la de Cuenca del Salado, la de Saladillo, y la de Ezeiza, que ahora es Provincial y pasará al ámbito Nacional. Por último, el actual Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos, más conocido como la universidad de las Madres de Plaza de Mayo, también pasara a ser reconocida como Universidad Nacional.

“Es un hecho histórico y sin precedente que el CIN esté de acuerdo en una política pública de crear nuevas universidades para generar más acceso a la educación superior”, afirmó en diálogo con Tiempo Argentino, el Licenciado Rodolfo Tecchi, Presidente del Consejo Interuniversitario Nacional.

“Para aquellos que critican la creación de nuevas universidades, si nos comparamos  con México o Brasil, que son dos potencias de la región, en nuestro país debería haber muchas más universidades nacionales, tanto por nuestra extensión como así también por la falta de acceso que tienen millones de estudiantes que deben viajar muchas horas o irse a vivir a otros lugares para poder estudiar”, destacó el funcionario.

En el caso de la Universidad Nacional de la Cuenca del Salado, su sede estará en Cañuelas y en principio, comenzaría su ciclo lectivo en 2023. Por estar ubicada en un municipio con una pudiente actividad agropecuaria, entre su oferta académica se destacan la de médico veterinario y Ciencias Empresariales. Por su parte, la Universidad Nacional de Saladillo abrazará a la producción de al menos 15 distritos municipales con carreras agrícola-ganaderas, licenciaturas e ingenierías especializadas en informática y metalmecánica.