En diálogo con el programa radial de Víctor Hugo Morales, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof afirmó que su administración no va a “encubrir a nadie” que pudiera estar involucrado en la desaparición de Facundo Astudillo Castro y sostuvo que ese fue el criterio con que apartó de la causa a los policías que vieron por última vez al joven.

Además, pidió “no generar expectativas sobre datos que no sean certeros” sobre el posible paradero de Facundo y consideró que la investigación judicial “tiene que ir a fondo” y sin “ninguna demora ni ningún obstáculo”.

“Lo afirmo con toda claridad: no vamos a encubrir a nadie y tampoco prejuzgar a nadie”, respondió el mandatario provincial al ser consultado sobre la decisión del Ministerio de Seguridad de apartar del caso a los agentes que tuvieron contacto con el joven de 22 años el 30 de abril, día en que fue visto por última vez camino hacia Bahía Blanca.

Kicillof expresó su “preocupación” por el hecho y su decisión de “acompañar a la familia” en todo lo que demande, así como también la “colaboración en todo lo que requiera la justicia federal” que investiga la desaparición que ayer tuvo eco en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA .

“Estamos colaborando en todo con la investigación. De hecho, se resolvió y acompañamos la separación de la policía provincial (pedida por la familia) para que se pueda investigar a fondo” explicó.

“Hay trascendidos pero hay que esperar, es lo más lógico para no generar expectativas sobre datos que no sean certeros. Tampoco hay que descartar nada”, dijo e insistió que la postura de su gobierno debe mantenerse “sin encubrir absolutamente a nadie y esperando resultados pronto” resaltó durante una entrevista por AM 750.

Fuente: Página 12