Tras la reunión que mantuvo con el director del Hospital Penna, el intendente Héctor Gay tuvo que reconocer la grave situación en Bahía Blanca. Sólo 7 días, había desestimado cualquier planteo de los médicos en torno a un posible colapso. 

La pésima noticia le llegó de boca del director del Hospital Interzonal de Agudos José Penna, Gabriel Peluffo. “El sistema sanitario está a punto de colapsar”, le avisó. 

Sólo unos días antes, el macrista había ninguneado la situación: “No hay problema de camas”

Ante esa afirmación sin fundamento, los médicos pidieron reunirse con el jefe comunal de Cambiemos: “En los últimos cuatro o cinco días los casos han aumentado progresivamente. Vemos en riesgo la capacidad de atención que tenemos en la ciudad”, había anticipado Peluffo, para FM Urbana 93.9.

“Le pedí que se le comunicara realmente a la población del inminente colapso del sistema sanitario”, agregó después, respecto a la reunión que mantuvo por zoom con el intendente.

Posteriormente, Héctor Gay tuvo que salir a reconocer que la situación epidemiológica en la ciudad, era otra. En la conferencia de prensa que realizó en la mañana de este viernes, Gay ratificó sus dichos y aseguró que “la situación es crítica y grave”.